El factor compensación. Encuentra una solución al problema (Parte 1/2)

compensacion

Foto: GiorgosPanagiotakis.com

El tema de la compensación es uno de los asuntos más debatidos entre apneístas y la comunidad de buceadores en general. El tema es analizado exhaustivamente tanto en escuelas de entrenamiento avanzado como en seminarios que tienen lugar de cuando en cuando por instructores de renombre en esta área específica.

¿Cuántos de nosotros (yo incluido) no tuvieron pesadillas sobre no poder alcanzar la profundidad deseada o haber dejado atrás peces trofeo porque la compensación era imposible aquel día?

Creo que la mayor parte de nosotros, si no todos, vamos en la misma dirección, así que vamos a empezar las cosas por el principio

Factores que afectan la compensación

Empíricamente podría clasificar los problemas de compensación dividiéndolos en categorías distintas de acuerdo a su importancia.

Si no hay problemas de tipo anatómico, podemos clasificarlos como factores primarios y secundarios.

Factores primarios

  • Incapacidad de relajarse
  • Deshidratación
  • Falta de forma física (específica y flexibilidad/resistenicia general)
  • Falta de ir al agua (estar sometido a presión hidrostática)

Factores secundarios

  • Ambiente desconocido
  • Material nuevo
  • Mal estado mental
  • Mala alimentación

Independientemente de la categoría a la que pertenecen cada uno de los factores listados arriba, básicamente todos ellos están interconectados.

Por ejemplo, una mala postura puede estar causada por la morfología del fondo del mar (ambiente), mientras que un consumo de líquido no adecuado (alimentación) es la causa principal de deshidratación y por lo tanto afecta la compensación y al estado mental.


Negación de responsabilidades

Uno de los mayores errores en que la mayoría de los buceadores cae es que tienen prisa por extraer conclusiones.

Por ejemplo,

“He ido dos veces al mar y no pude compensar por debajo de la profundidad X – Llamar al doctor

o

“Tengo aire suficiente para compensar pero mis oídos no se abrirán – Tráeme mis pastillas

Puedes escuchar estas expresiones y muchas más durante los primeros meses del verano cuando nuestro deseo y nuestras ganas de bucear son invencibles. Por supuesto no nos hacemos responsables de todas las cosas negativas que nos ocurren.

El punto débil está siempre más allá de nuestra imaginación como algo que está allí por arte de magia sólo para echar a perder nuestros planes.

Pocos están dispuestos a buscar el problema real sin atribuir sus propias responsabilidades a otros, incluso echando la culpa a sus abuelas por añadir un poco de queso extra a la pasta la noche anterior…


Acercándonos al problema

Abajo intentaré, a través de mi experiencia personal, aportar algunos consejos para sobreponernos al problema de la compensación.

Déjame recordarte que, ya que hay problemas como un tabique desviado, sinusitis crónica, etc, que afectan a la compensación, sería beneficioso discutirlos con un especialista. Estos consejos e instrucciones son para personas que están perfectamente sanas y no están tomando ningún medicamento.


#1. Un paso atrás – Dos pasos adelante

Sin importar cuantos metros son el objetivo que hemos establecido, sería beneficioso redefinir la profundidad máxima a la que podemos bucear ese día. Las situaciones impredecibles pueden afectarnos y es difícil predecirlas.

Una forma efectiva de ser capaces de alcanzar nuestro objetivo es aproximarnos a una profundidad no cercana al máximo, sino bastante menos profunda, de forma que el estrés no sea la causa del fallo en la compensación.

Esta aproximación podría ayudar enormemente con el factor de “mal estado mental”, que es uno de los más difíciles de ser resueltos. Por ejemplo la “barrera de los 30 metros” no empieza a los 30, sino a 20 metros y quizás un poco más arriba.

Tres de las principales razones que pueden ser las responsables:

  1. Mala gestión del aire desde los primeros metros de la inmersión
  2. Mala técnica durante la inmersión
  3. Mal estado mental durante la mayor parte de la inmersión

 

En lugar de malgastar intentos tratando de sobreponernos a la barrera de la compensación en los metros marginales, sería más efectivo permanecer en una zona menos profunda y más confortable.

Esto nos liberaría de estrés innecesario y seguramente todos los esfuerzos serán más productivos y seguros.

#2. Calentamiento adecuado – el aliado desconocido

Para algunos, la palabra calentamiento parece un lujo, especialmente para los ‘rápidos y veteranos’ que consideran que llevar a cabo entre una y tres inmersiones no tiene nada que ofrecerles, mientras que para la mayoría de los pescasubs el calentamiento es automáticamente colocado en la lista negra.

Un calentamiento simple que nosotros y nuestro compañero podemos llevar a cabo es aumentar progresivamente la profundidad de las inmersiones con descansos cuya duración es el doble de nuestros buceos, de cualquier manera, si nosotros queremos obtener algo más específico aún podemos hacer 1 – 3 estáticas en exhalación pasiva.

¿Cómo nos beneficiará un calentamiento?

Generalmente, es bueno efectuar un calentamiento típico antes de bucear a la profundidad deseada.

Algunos dirán:

Me siento bien incluso durante las primeras bajadas, ¿por qué debería bucear menos profundo malgastando mi energía y mi tiempo sin necesidad?

La respuesta que me gusta dar es un enorme:

DEPENDE.

Algunas de las razones para ejecutar un buen calentamiento son:

  • Incrementa la elasticidad de los músculos intercostales y del diafragma
  • Incrementa la relajación y la adaptación al cambio brusco en la presión hidrostática (buceo rápido)
  • Contracciones suaves debidas al cambio de la presión hidrostática
  • Riesgo reducido de un barotrauma pulmonar (lung squeeze)

Considero que las últimas de las cuatro razones son las más importantes de todas para convencer incluso a los más escépticos de que empiecen a introducir el calentamiento antes de las inmersiones principales.

Algunos puede que no experimenten nunca ninguno de estos problemas y tengan buenos buceos siempre.

Toda norma tiene su excepción, pero aún les recomendaría, incluso a ellos, que prueben el calentamiento antes de bucear profundo…

¿Qué tipo de calentamiento debería hacer?

Antes de un buceo profundo, preparo mi cuerpo para estar tan relajado como sea posible para afrontar menos incomodidad debida a los espasmos del diafragma que ocurren por causa del incremento brusco: de la presión hidrostática (1) y el incremento progresivo de la concentración de CO2 (2).

El resultado será menos probabilidad de lesión y de perder aire importante para compensar.

Un calentamiento que podría aportar las adaptaciones de arriba en cinco pasos sencillos es:
1. Apnea estática en la superficie del agua (o en tierra) con inhalación profunda, 45-60 “ descanso
2. Apnea estática en la superficie del agua (o en tierra) con exhalación pasiva, 45-60 “ descanso
3. Apnea estática en la superficie del agua (o en tierra) con exhalación total, 4-5 ‘ descanso
4. 1-2 inmersiones a media profundidad con inhalación total, con un intervalo de duración igual al tiempo de inmersión (dependiendo de la profundidad)
5. Pausas largas en torno a 8-10 ‘para restaurar el nivel de CO2 a niveles normales.


La apnea estática debería ser de dificultad baja a moderada. Nuestro propósito es calentar el diafragma a través de una simulación de buceo profundo, reduciendo progresivamente la inspiración de aire. Mientras que los descansos cortos atenuarán las contracciones, haciéndolas más suaves bajo niveles normales.

#3 Forma física

Tener una buena forma física es necesario para tener una combinación de propiedades que nos permitirán alcanzar nuestro máximo potencial al desarrollar actividades físicas, siempre asegurándonos de tener la energía necesaria.

Pero esto es algo muy general.

A medida que nos especializamos en una actividad, nuestro cuerpo obtiene lo que denominamos especificidad. Esto es una habilidad del cuerpo para ser capaz de mantener la homeostasis, un mecanismo regulador de la protección/supervivencia del cuerpo humano.

Resistencia muscular y cardiovascular son los primeros ajustes generales alcanzados desde los primeros días de un programa de entrenamiento. A partir de ahí los ajustes anaeróbicos a conseguir con los entrenamientos de apnea darán un impulso extra al cuerpo que no sucedería con los entrenamientos aeróbicos.

Tal estímulo/estrés es considerado específico.

Generalmente, buena forma física (general y especializada) nos ayudarán a ganar mayor resistencia en el agua y fuera de ella. Más específicamente:

Estado de forma general

  • Incremento de la capacidad vital
  • Incremento de la resistencia cardio-respiratoria
  • Reducción del ritmo cardíaco en reposo

Estado de forma especializado

  • Tolerancia a altas concentraciones de CO2 (hipercapnia)
  • Tolerancia a bajos niveles de O2 (hypoxia)

Aunque estamos interesados en ajustes especializados, no serán de buena calidad si no construimos una buena base de estado de forma general primero.

Piensa en una pirámide con todos los ajustes generales en la base. Cuanto mayor sea la base que creamos, más alta y con más seguridad construiremos nuestra pirámide.

Así que, las adaptaciones específicas en el caso de una base mayor, serán más efectivas.


¿Cómo puede afectar la falta de forma a la compensación?

Este es un tema que discutiremos en detalle en la segunda parte de esta sección, mientras que al final te enseñaré una serie de ejercicios especializados que pueden ser realizados en casa (con o sin equipamiento) y servirán para incrementar la elasticidad (general y específica) y para aprender compensación correcta.

Manteneos a la escucha y…

Como siempre, deseoso de responder cualquier pregunta

Este artículo es una traducción de Equalization factor. Find a solution to the problem (part 1/2), escrito por Giorgos Panagiotakis y publicado en su blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Buceando LIbre utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, te das por enterado y consientes su uso.

ACEPTAR