Apnea en el USAT Liberty, Tulambén

Tulambén es un pequeño pueblo situado en la costa noreste de Bali. En sus aguas descansa el USAT Liberty, que sirve de refugio a infinidad de especies marinas. Hace unas semanas tuve la oportunidad de explorar este pecio buceando en apnea.

La ruta en scooter desde Amed a Tulambén fue todo lo contrario a conducir por Kuta. Apenas había tráfico y pude pilotar relajado, disfrutando del bosque tropical que se veía más allá de la carretera y del aire agradable en mi cara. Recorrer esos 18 kilómetros fue todo un placer.

Scooter y monte Agung

Foto tomada por chickenwings2foreignthings

Íbamos bastante cargados, aunque eso no supuso un problema en ningún momento. Lo de ‘bastante cargados’ es lo que pensaría un europeo al ver el scooter y nuestro equipaje (mis aletas largas de apnea , una mochila con las cámaras, toallas y mis gafas, y otro bolso con el equipo de Patricia). Para cualquier local esto no sería nada, ellos sí que van bastante cargados en sus scooters…

Scooter cargado en Bali

Foto de petegailey en scootercommunity.com.au

Ya en Tulambén, tomé un desvío a la derecha guiándome por Google Maps. Un camino estrecho desembocó en un centro de buceo que estaba en la misma playa. Me encontré con uno de los instructores/guías y aproveché para preguntarle por el pecio.

Yo estaba un poco preocupado. André Wicaksana me había advertido que las corrientes en Bali no son ninguna broma. Y ya había tenido la oportunidad de experimentarlo por mi mismo hacía un par de días mientras pescaba. Además, hay muchos posts en foros que hablan de lo peligroso que es meterse al agua a curiosear en este pecio.

Le conté que quería hacer apnea en el USAT Liberty y le hablé de mis temores. El hombre me indicó por donde estaba el barco y me dijo que de peligroso, nada. Está muy cerca de la orilla, por lo que apenas hay corrientes. Incluso hay muchos turistas se meten a hacer snorkel sin problemas. Me preguntó cuanto bajaba, hizo un cumplido al ver mis aletas de carbono y se despidió amablemente diciéndome que anduviese con cuidado.

Mapa Tulambén

La playa es similar a las de Amed: volcánica. Y en lugar de arena hay cantos rodados del tamaño de un puño o un poco más. El oleaje llamó mi atención: olas de casi dos metros rompían muy cerca de la orilla, de forma violenta. Los divemasters tenían que encargarse de ‘meter y sacar’ a los buceadores que los acompañaban. Contaban las olas y esperaban a la serie menos fuerte, aprovechando ese momento para meterlos en el agua y dejarlos detrás de la rompiente. Aún así, alguno no se libraba de un pequeño revolcón en la orilla.

Playa en Tulambén

No tenía muy claro si echarme al agua o no. No me gustaban esas olas tan orilleras y un chico acababa de llevarse un buen susto. Iba a hacer snorkel con su novia. Ella tuvo suerte y entró en el momento en que venían las olas pequeñas. Él intentó meterse cuando llegaban las tres olas más grandes de la serie y el revolcón que se pegó fue de los grandes.

Quizás se llevase también alguna pedrada, con esos cantos rodados que se revolvían en la orilla con el envite de cada ola. Se metió al agua y, un segundo después salió despedido como un pelele. Se incorporó rápidamente, sin pensar, y pude ver un miedo atroz en sus ojos. Se alejó de la orilla como alma que lleva el diablo, caminando hacia adelante con sus pequeñas aletas, doblándolas y pisando las palas.

Su chica salió detrás de él, riéndose y bromeando. De nuevo tuvo la suerte de salir en el momento bueno de la serie. Creo que no entendía la fuerza que puede llegar a tener el mar…

Playa en Tulambén

Finalmente decidimos meternos al agua, con cuidado eso sí. Me puse las gafas y el tubo en la orilla y entré nadando a crol, con las aletas en una mano y pasando las olas por debajo como hacen los surfistas. Una vez pasada la línea de la rompiente, me puse las aletas con calma en el agua.

Después fuimos nadando hacia donde estaba la mayor parte de la gente. En el fondo había arena oscura, volcánica y la visibilidad no era demasiado buena, aunque si la comparamos con Galicia, aquello era Jauja…

Un grupo de ‘grammarfish’ nos abordó en superficie, ya muy cerca del pecio. Eran de buen tamaño y se acercaban casi hasta ser ellos los que nos tocaban a nosotros. Se nota que están acostumbrados a la presencia de humanos y que no los identifican como depredadores.

Pecio de Tulambén

Una vez alcanzados los restos fuimos haciendo varias bajadas. Había muchas burbujas y mucho ruido, eso parecíe una conferencia de buceadores con botella. No pude evitar pensar en lo mágico que resultaría visitar ese lugar temprano, al amanecer, antes de que ninguno de ellos se metiese en el agua y poder disfrutarlo en total y completo silencio.

Buceadores en el pecio de Tulambén Buceadores agrupados en el USAT Liberty Buceador en el USAT Liberty Buceador dando señal de OK

Multitud de pececillos de colores se refugiaban entre las chapas oxidadas. También tuve la oportunidad de cruzarme con un pargo que me miraba desconfiado y mantenía la distancia.

Peces entre las chapas del USAT Liberty Pargo en Tulambén Peces en pecio de Tulambén Sweetlips en el USAT Liberty Restos del USAT Liberty USAT liberty en Tulambén

El USAT Liberty

El USAT Liberty era un carguero de la Marina de los Estados Unidos. El 11 de enero de 1942 fue torpedeado por un submarino japonés en el estrecho de Lombok. La Marina lo remolcó a las playas de Tulambén para poder recuperar su carga.

En 1963, los temblores de tierra provocados por la erupción del volcán del Monte Agung lo movieron al lugar donde ahora descansa. La parte menos profunda se encuentra a unos 7 metros y medio y la más profunda está a 30 metros y medio.

Plano del pecio USAT Liberty

Plano sacado de navsource.org

Entre tanta burbuja y tanto individuo con traje de astronauta, me encontré con otro que tenía una indumentaria bastante diferente: aletas largas de carbono, gafas de volumen reducido y sin botella. Me acerqué a saludarlo. Era de Finlandia y me contó que él no estaba haciendo apnea en el USAT Liberty, estaba haciendo ‘snorkel avanzado‘, ya que nunca se debe hacer apnea en solitario…

Apneista en Tulambén Apneista en el USAT Liberty

Y tú, ¿estás pensando en visitar Tulambén? ¿también has estado haciendo apnea en el USAT Liberty? ¡Cuéntamelo!

2 pensamientos sobre “Apnea en el USAT Liberty, Tulambén

Responder a Ramon Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Buceando LIbre utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, te das por enterado y consientes su uso.

ACEPTAR