6 razones para hacer un curso de apnea aunque seas un pescasub con experiencia

curso de apnea

Cuando me decidí a hacer un curso de apnea llevaba bastante tiempo con la idea en la cabeza, sin terminar de lanzarme. Mi idea era hacerme instructor para tener la posibilidad de ganarme la vida haciendo algo que realmente me apasionase.

Tenía más de quince años de experiencia buceando a pulmón libre y haciendo pesca submarina. Por esto, veía con fastidio que casi todos los programas formativos me obligaban a pasar por un curso básico, otro intermedio y otro avanzado.

Creía que no necesitaba hacer un curso básico ni uno intermedio. Si me hubiesen dado la opción de apuntarme directamente al AIDA 4* lo habría hecho… y habría sido un error.

Tras haber pasado por el curso básico y el intermedio, te dejo estas 6 razones para hacer un curso de apnea aunque ya tengas experiencia en pescasub o buceando en apnea por tu cuenta.

certificación nivel 1 ssi

1- Aprenderás a bucear más seguro

A lo largo de mi vida hice varios cursillos de primeros auxilios. Pero antes de mi primer curso de apnea nunca había pensado en cual es la mejor forma de rescatar a un compañero que se desmaya en el mar.

Pensaba que la forma correcta de reanimar a un apneísta que sufre un síncope era ponerse inmediatamente con la RCP.

Tenía una idea vaga de lo que es un síncope y por qué se produce.

Estos temas se explican en cualquier curso de apnea y te permiten entrenar y practicar con mayor seguridad, tanto para ti como para tus compañeros.

2- Aprenderás a moverte de manera eficiente

¿Te colocas en su sitio el cinturón de plomos? ¿Sabes respirar correctamente? ¿Estás seguro de que no hiperventilas? ¿Tu posición durante el descenso es hidrodinámica y relajada, o tienes la espalda y cuello arqueados? ¿Cómo aleteas? ¿Tu golpe de riñón es ágil como el de un cormorán o lento como lo era el mío hasta que me enseñaron a mejorarlo?

Hay mil vicios que has ido adquiriendo con el tiempo. En un curso te ayudarán a corregirlos y serás más eficiente en el agua.

3- Mejorarás y ampliarás tu técnica

Además de corregir lo que ya sabes y no haces bien, aprenderás otras muchas cosas que te serán útiles en tus inmersiones.

Hace unos meses leí un comentario de un gran pescasub que decía no poder pescar a más de XX metros porque ‘la gafa se le chafa contra la cara y le resulta imposible compensar’.

Aprendiendo otras maniobras de compensación no tendría ese problema. Y esto se explica en cualquier curso de apnea.

A mí me ayudó a entender cosas que había encontrado por mi cuenta, como las tablas para entrenar apnea estática. No comprendía la diferencia entre las de tiempo de recuperación decreciente y las de tiempo de apnea creciente. Ahora ya se para que sirve cada una.

Peso constante en Portugal

Foto: Spot Freedive

4- Redescubrirás tus límites

Tras sentirme en un entorno seguro y haber aprendido a moverme mejor bajo el agua, me relajé y me dejé llevar. Alcancé profundidades buceando en peso constante que no creía posibles para alguien «normal».

Estar vigilado por instructores con experiencia te dará seguridad. Llegarás cómodo a nuevas cotas, aumentarás tus tiempos de estática y tus distancias en dinámica.

5- Conocerás gente para salir a bucear,  pescar o entrenar

Haciendo un curso de apnea coincidirás con otras personas que disfrutan del mar como tú. Te encontrarás con pescasubs, fotógrafos y otros que disfrutan de la apnea por la apnea. Seguro que acabas compartiendo salidas de vez en cuando con alguno de ellos.

Además, tendrás la garantía de que tus compañeros tendrán los conocimientos apropiados para ayudarte en caso de una emergencia.

6- Es una oportunidad para relacionarte con grandes apneístas

Hoy en día, la mayor parte de los instructores, son gente que ha pasado por el mundo de la competición y conocen bien el deporte. Poder pedirles consejo sobre entrenamiento, charlar de alimentación con ellos o escucharles contar batallitas de tal o cual campeonato es un lujo que estará a tu alcance.

curso de apnea en Portugal

Foto: Spot Freedive

Si te decides a hacer un curso de apnea, ve con la mente abierta. Deja a un lado lo que sabes (o lo que crees saber) y presta atención a lo que te explican. No vayas a demostrar lo listo que eres ni esperando oír lo bueno que eres. Vete a aprender.

Destierra la idea de que un nivel 1 no es para ti, porque «ya sabes mucho«.

Yo iba con la idea de cumplir un trámite, con la actitud de «llevo casi 15 años buceando a pulmón libre y tengo el libro de Pelizzari, ¿qué me van a contar que ya no sepa?«.

Pero la realidad fue que acabé aprendiendo un montón de cosas. Aparcar lo que ya sabía y empaparme de lo que me enseñaban durante el curso me hizo ver la apnea desde otro punto de vista distinto al que tenía. Esto abrió mi mente y me está haciendo crecer y evolucionar como apneísta.

 

¿Te he convencido para que hagas un curso de apnea? ¿Ya has hecho uno? ¿Cuál era tu mentalidad antes de pasar por él? ¿Has tenido de compañero a alguien que pensaba que lo sabía todo? ¡Cuéntamelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Buceando LIbre utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, te das por enterado y consientes su uso.

ACEPTAR