5 razones que demuestran que hiperventilar es malo

Enzo Molinari suele hiperventilar

Ya sabes que hiperventilar es malo y que debes evitarlo. ¿Pero entiendes por qué?

1- Reduce tu nivel de relajación

Al hiperventilar aumentas la frecuencia de los actos respiratorios o la cantidad de aire inspirado en cada ciclo. Este incremento estimula tu metabolismo: el corazón se acelera, provocando un mayor consumo de oxígeno y una apnea más incómoda.

 

2- No obtienes más oxígeno, reduces tus niveles de CO2. Y esto es peligroso

Tu cuerpo no tiene ningún mecanismo para avisarte de que tu nivel de oxígeno se encuentra demasiado bajo. En cambio, hay alarmas que se disparan cuando tus niveles de CO2 son más altos de lo normal: contracciones diafragmáticas, presión en la garganta, sensación de ardor en el pecho o el diafragma…

Tu organismo asocia los altos niveles de CO2 a que los de O2 están bajos y por eso te envía señales para que respires. Lo que te ocasiona las contracciones diafragmáticas no es la falta de oxígeno, es el exceso de CO2.

Al hiperventilar haces que tus niveles de CO2 desciendan y, no vas a sentir los avisos que te manda el cuerpo. Es muy posible que tu presión parcial de oxígeno en sangre baje hasta el punto de sufrir un síncope, sin que los niveles de CO2 sean lo suficientemente altos como para indicarte que necesitas respirar.

 

3- Causa vasoconstricción cerebral

Cuando te encuentras en situaciones en las que el nivel de CO2 en tu organismo es anormalmente bajo, éste estrecha los vasos sanguíneos que van al cerebro para que llegue menos oxígeno y los niveles de CO2 se equilibren. Al hiperventilar, haces que llegue menos sangre al cerebro.

 

4- Provoca que no se libere oxígeno en tus tejidos

Los glóbulos rojos transportan oxígeno y hemoglobina a través de la sangre. Cuando la presión parcial del CO2 es alta, el pH del organismo desciende y la afinidad oxígeno-hemoglobina disminuye. Esto causa que el O2 se libere rápidamente en los tejidos para oxigenarlos (efecto Bohr).

Si hiperventilas, haces que tus niveles de CO2 bajen, por lo que la afinidad entre oxígeno y hemoglobina aumenta y no se libera O2 tus tejidos.

 

5- Puedes sufrir un síncope hipocápnico antes de iniciar la inmersión

De la misma forma que tu cuerpo ‘te apaga’ cuando tus niveles de O2 son demasiado bajos, puede suceder lo mismo si es la presión parcial de CO2 la que cae de manera abrupta.

Es posible que te desmayes mientras hiperventilas.

 

¿Conoces alguna otra razón que explique por qué hiperventilar es malo? ¡Cuéntamela!

Fuentes:

Curso Aida 2* y 3*

Breathing Techniques for Freediving, (Federico Mana), editorial Magenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Buceando LIbre utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, te das por enterado y consientes su uso.

ACEPTAR